Procesionaria del pino

Cuando va terminando el frío y se acerca la primavera es el momento en el que hay que estar ojo avizor para que nuestros Srs Perros no se acerquen a estas orugas, son peligrosas, mucho, y también para los humanos.

Hay que tener cuidado entre febrero y abril.

Debido al cambio climático cada vez hay más y, además, su radio de acción se estáacercando a las áreas urbanas.

Por eso mismo aunque obviamente donde suelen estar es en los pinares también nos podemos topar con ellas en jardines y parques públicos en casi todas las ciudades, tanto de la Península como de Baleares.

En Madrid ya hay en El Retiro, en el de Tierno Galván y en el Lineal. Desde comienzos de febrero 2014 ha habido alertas por plagas de procesionaria en el Litorial Mediterráneo, en Cartagena, Murcia, Alicante, Andalucía... En Castelldefells también, así como en Barcelona, tanto en el Parque de la Estació del Nord como en el parc de la Pegaso. En Málaga nos avisan que hay en la zona de Teatinos, Portada Alta.

¿Por qué se llaman procesionarias? ¿Cómo reconocerlas?

Tras alimentarse durante unos 30 días las orugas descienden al suelo desde sus nidos en características filas indias (de ahí su nombre común de "procesionarias"). Se desconoce la causa pero está comprobado que es siempre una hembra (una larva que orginará un adulto hembra) la que guía la procesión.

En Madrid Salud se pueden consultar todos los detalles sobre la prevención y control de la procesionaria.

Son extremadamente venenosas: producen urticarias y alergias en personas y en animales.

El riesgo está al tocarlas o al acercarse mucho a ellas, sus pelos urticantes son como dardos envenenados y tiene cientos de miles: cuando se sienten amenazadas los sueltan. Por eso no hace falta haberlos tocado para verse afectado.

Si tu perro olisquea o, peor, lame a una de estas orugas debes llevarle inmediatamente al veterinario.

¿Cómo saber si tu perro ha estado en contacto con una procesionaria?

Estará tratando de rascarse la boca porque le dolerá. Los síntomas visibles son la inflamación de labios, boca e incluso de la cabeza.

¿Qué hacer?

Puedes lavarle la boca con agua templada pero lo más importante es ir rápidamente al veterinario para que puedan dar a tu perro un tratamiento con corticoides de acción rápida.

El resultado puede ser desde la necrosis de parte de la lengua a la muerte: si la infección llega a la laringe puede morirse por asfixia. 

Según indican en Madrid Salud, las incidencias relacionadas con estos insectos pueden ser comunicadas al Departamento de Arbolado Urbano (Dirección General de Patrimonio Verde; Área de Gobierno de Medio Ambiente) Teléfonos: 915880184 – 91.588.59.65